Make your own free website on Tripod.com

LINEA INTERNACIONAL

La línea internacional del PCC-M parte del principio internacionalista de que la revolución colombiana hace parte y sirve a la revolución proletaria mundial para lograr nuestra meta suprema, el comunismo.

La Epoca del Imperialismo y la Revolución Proletaria Mundial

Lenin definió el imperialismo como "...una fase histórica especial del capitalismo que tiene tres peculiaridades: el imperialismo es: (1) capitalismo monopolista; (2) capitalismo parasitario o en descomposición; (3) capitalismo agonizante. La sustitución de la libre competencia por el monopolio es el rasgo económico fundamental, la esencia del imperialismo."

Lo monopolista se manifiesta en una concentración de la producción que dio lugar a organizaciones monopólicas internacionales, al surgimiento de grandes bancos que controlan el capital financiero imperialista como producto de la fusión del capital industrial con el bancario, a la conquista de materias primas, al reparto económico del mundo por parte de las organizaciones monopólicas internacionales y al reparto territorial de las naciones oprimidas.

Lo parasitario o en descomposición se refiere a la destrucción de las fuerzas productivas a gran escala debido a la anarquía en la producción, al surgimiento de una burguesía imperialista que acumula principalmente a través de la especulación, las exorbitantes ganancias que obtienen de la exportación de capital que hacen hacia las naciones oprimidas y demás países capitalistas, las prácticas constantes del soborno, fraude, rapiña, saqueo y control económico y político hacia las naciones oprimidas elimina las libertades políticas y la independencia de estas, convirtiéndose el imperialismo en un parásito que vive de la explotación, miseria y hambre de los pueblos del mundo.

Lo agonizante porque el imperialismo al desarrollar en mayor grado la socialización de la producción abre paso al socialismo. Como dijo Lenin: " el monopolio que nace del capitalismo es ya su agonía, el comienzo a su tránsito al socialismo."

Con la I guerra mundial y el triunfo de la primera revolución socialista proletaria en Rusia, 1917, cambio totalmente el curso de la historia, abriendo el camino a una nueva época: la del imperialismo y la revolución proletaria mundial. La clase más joven, el proletariado, se levantó organizada como Partido Comunista contra sus enemigos de clase. Tomado el poder inició a plasmar su programa, la construcción del socialismo como paso previo para el comunismo.

Las salvas de la Revolución de Octubre llamaron al proletariado a realizar la revolución socialista proletaria en los países imperialistas y la revolución de Nueva Democracia en las naciones oprimidas, como paso previo al socialismo, estas son las dos corrientes históricas de la revolución proletaria mundial. La dirección del proletariado a través de su Partido Comunista se constituyó en el elemento esencial para conseguir los objetivos de las revoluciones democrático burguesas y para fundamentar la revolución socialista.

El proceso de la revolución mundial en su arduo combate por destruir al imperialismo y a todos los reaccionarios del planeta, ha pasado por varios periodos donde los triunfos arrancados por el proletariado y los pueblos del mundo han disminuido los derechos de expoliar y saquear de la burguesía.

Primer periodo (1917 - 1957). Periodo donde surge el campo socialista, los movimientos de liberación nacional y la reducción del campo imperialista, que significo un cambio fundamental en la correlación de fuerzas entre el imperialismo y el socialismo. El rasgo característico de este período es que de un sólo país socialista en 1917, la URSS, paso a conformarse el campo socialista después de 1949, con 13 países que abarcaba una tercera parte de la población mundial, mil millones de habitantes.

Segundo Periodo (1957-1989). En 1957, se inició un nuevo periodo de lucha de clases caracterizado por la pérdida paulatina del campo socialista, la restauración del capitalismo en la URSS en 1956 y China en 1976, el retroceso de las guerras de liberación nacional, implicó mayor dominio y expansión del capitalismo y del imperialismo. Este periodo tuvo dos momentos: el primero comprendido entre 1957 a 1976 donde el proletariado vivió la restauración del capitalismo en la URSS, el surgimiento del revisionismo contemporáneo, la lucha de líneas en el Movimiento Comunista Internacional comandados por el Partido Comunista de China para mantener la orientación marxista-leninista, el avance de las luchas de liberación nacional en las naciones oprimidas y la Gran Revolución Proletaria de China; y el segundo momento se inicia en 1976, con la restauración del capitalismo en China perdiendo el proletariado el Faro Rojo que le servia de apoyo, aliciente y guía en sus luchas mundiales, el retroceso de los movimientos de liberación nacional y la posibilidad de una guerra imperialistas, momento histórico que duró hasta 1989.

Tercer periodo (1989- hoy). La situación mundial desde 1989 hasta hoy, muestra un cambio fundamental en la correlación de fuerzas entre el imperialismo y el socialismo, siendo el rasgo característico la no existencia de países socialistas ni partidos comunistas suficientes, las guerras revolucionarias son contadas y se vive el repliegue estratégico de la revolución proletaria mundial. Un periodo en donde se destruyó la URSS y entró en bancarrota el revisionismo contemporáneo, dando lugar a un nuevo revisionismo, a la contraofensiva de los imperialistas contra el comunismo y su recuperación transitoria.

Como respuestas a las políticas globalizadoras del imperialismo han resurgido los movimientos de masas progresistas y revolucionarias en las naciones oprimidas y en los países imperialistas y capitalistas que junto con la reconstitución de Partidos Comunistas, que es lo principal, están sentando la base material para la nueva ola de la revolución proletaria mundial.

Características de la época. Esta época de la humanidad se caracteriza por la ferocidad con que los imperialistas intentan mantener su dominio a través del saqueo, la opresión, la intimidación con su poderío militar, la negación de la libertad, la democracia y los derechos del pueblo y el terrible sufrimiento a que someten a la mayoría de la humanidad a través del hambre, la ignorancia y la desesperanza. Los imperialistas han desatado guerras injustas de rapiña por el reparto del mundo y sus riquezas, guerras regionales y guerras de agresión contra las naciones oprimidas. La tesis de Lenin de que en esta época son posibles las guerras imperialistas sigue siendo válida.

También se caracteriza porque los pueblos del mundo constantemente resisten la opresión, utilizando principalmente la violencia revolucionaria contra la violencia contrarrevolucionaria, obteniendo victorias y derrotas parciales, aprendiendo a entender las leyes para destruir a su enemigo; victorias que han hecho temblar a los reaccionarios del mundo como el triunfo de la Revolución de Octubre en Rusia (1917), las luchas de liberación nacional en Europa Oriental, la revolución de Nueva Democracia en China en 1949, la construcción del socialismo y la Gran Revolución Cultural Proletaria de China (GRCPCH), de 1966 hasta 1976, las guerras triunfantes en el sudeste asiático de 1950 hasta 1974, Vietnam, Laos, Corea del Norte y Camboya. También ha tenido graves derrotas que han llevado al Repliegue de la revolución con la destrucción del campo socialista, la restauración del capitalismo en China y el posterior retroceso de las luchas de liberación nacional.

La clase que está en el centro de esta época es el proletariado quien deberá cumplir su papel histórico de llevar a la humanidad al comunismo. Es una época de restauraciones y contrarrestau-raciones, de profundas tormentas, guerras y revoluciones, en la que la revolución proletaria mundial tiene grandiosas e inmensas tareas. El proletariado y los pueblos del mundo tienen que aprender de sus errores y aciertos, aún no se puede avizorar cuando terminará esta época, pero indudablemente las fuerzas nuevas vencerán en medio de grandes sacrificios. El imperialismo se hundirá en medio de guerras y revoluciones que darán paso a una nueva sociedad, la comunista. Como dijera el Pdte Mao ."Los próximos 50 a 100 años más o menos, a partir de hoy, serán una gran época de cambio radical del sistema social en el mundo, una época con la que ninguna otra época histórica anterior podrá compararse."

Contradicciones de la época. La contradicción fundamental del capitalismo: la apropiación privada vs socialización de la producción se agudiza en su fase superior, el imperialismo, debido a que el capital monopolista concentra en mayor grado los medios de producción y genera un gigantesco desarrollo de la socialización de la producción a escala mundial. Las contradicciones del imperialismo son manifestaciones de la contradicción fundamental del capitalismo, esas contradicciones fueron formuladas por Lenin y Stalin de la siguiente manera:

La contradicción entre la burguesía y el proletariado en un país socialista se resuelve a través de sucesivas revoluciones culturales hasta el comunismo.

Movimiento Comunista Internacional

Las Internacionales. En su lucha por unirse al servicio de la revolución mundial, los comunistas han concretado tres internacionales en su historia: la primera con Marx y Engels en 1864 logra establecer el marxismo en lucha contra el anarquismo. La I Internacional estableció el programa del proletariado con el Manifiesto Comunista y la consigna del proletariado "!Proletarios de todos los países, Uniós!"

La II Internacional fundada por Engels en 1889 desarrolló las organizaciones del proletariado. Una vez muerto Engels, el viejo revisionismo se desplegó y fue combatido y aplastado por Lenin. Esa Internacional fue testigo del extraordinario crecimiento del movimiento obrero que fue infectado por el oportunismo. La II Internacional entró en bancarrota con la primera guerra mundial cuando sus dirigentes apoyaron las burguesía de sus propios países en la guerra imperialista en lugar de la revolución, en contraposición con la consigna leninista de transformar la guerra imperialista en guerra civil.

Lenin, a la cabeza de los bolcheviques, dirigió la Revolución Socialista de Octubre de 1917 la que abrió una nueva época para la humanidad, la época de la Revolución Proletaria Mundial. El proletariado se enfrentaba a una nueva situación en donde los dirigentes revisionistas de la II Internacional se opusieron, revisionismo que fue derrotado tanto en la teoría como en la practica. A diferencia de la Comuna de París, el proletariado en la URSS logro tomarse el poder, ejercerlo y construir la sociedad socialista.

La III Internacional fue fundada por Lenin en 1919, tuvo como objetivo desarrollar la revolución mundial y la dictadura del proletariado. Los levantamientos populares se concentraron en dos hechos importantes: la insurrección de Alemania y su derrota en 1919 y el inicio y desarrollo de la revolución China, en los años 20. En los años 30, Stalin comando la III Internacional después de la muerte de Lenin en 1924, periodo de crisis mundial e intensa lucha de clases debido a los regímenes fascistas en Italia, Alemania y Japón que pugnaban por una política colonial de dominación en los países desarrollados de Europa, por una nueva redistribución de las naciones oprimidas y por la destrucción de la patria socialista, la URSS.

La III Internacional planteó la orientación de defensa de la Patria Socialista, la URSS, y la formación de Frentes Unidos o frentes populares en los países capitalistas y en las naciones oprimidas para enfrentar y aislar los propósitos de esclavización de la humanidad por parte del bloque fascista. A diferencia de la primera guerra mundial que tuvo como carácter ser interimperialista, en la segunda guerra mundial además de ser interimperialista su aspecto principal fue la lucha contra el fascismo, en su momento enemigo principal de los pueblos del mundo.

La Comintern planteó la necesidad de buscar acuerdos con las burguesías no fascistas en los diferentes países imperialistas y en las naciones oprimidas, esta política fue aplicada correctamente en China logrando expulsar a los invasores japoneses y fortaleciendo la revolución. Sin embargo, algunos Partidos y organizaciones comunistas se pusieron a la cola de sus burguesías ocasionando duros golpes a las fuerzas revolucionarias mientras que otros Partidos Comunistas, consideraron erróneamente que la fuente del revisionismo provino de la orientación de la III Internacional, específicamente del VII Congreso de 1935 en donde Dimitrov presentó el informe sobre el Frente Unico Antifascista. En 1943 fue disuelta la Comintern y se mantuvo por un tiempo el Buró de Información (Cominforn).

Las ideas revisionistas del norteamericano Browder causaron un nefasto papel desviando el movimiento obrero norteamericano y de América, hacia el apoyo de la participación de EU en la guerra, llamando a colaborar con la burguesía imperialista norteamericana y su expansionismo imperialista. Entre 1957 y 1960 se celebraron dos conferencias de Partidos Comunistas y Obreros en Moscú cuando el MCI no se había dividido, a pesar de que Jruschov había usurpado el poder e iniciado el proceso de restauración del capitalismo en la URSS. En 1968 se condena internacionalmente al dirigente de la Liga Comunista de Yugoslavia Tito de revisionista y la URSS invade Checoslovaquia deviniendo en socialimperialista.

Los camaradas chinos encabezados por Mao Tsetung, en dura lucha de líneas, se abanderaron de la polémica contra el revisionismo contemporáneo encabezado por Jruschov, que a partir del XX Congreso del PCUS en 1956, inició la restauración del capitalismo en la URSS, aplastando la dictadura del proletariado con el pretexto de denunciar al camarada Stalin.

La restauración del capitalismo en la URSS y el revisionismo contemporáneo comandado por el PCUS exigió de los comunistas nuevos análisis para valorar la situación mundial y las condiciones en el Movimiento Comunista Internacional, MCI. El Presidente Mao jugó un papel principal en tanto que planteó las tesis para el análisis de la restauración y el contenido del revisionismo contemporáneo que llamó "las tres pacíficas", "Coexistencia, transición y emulación pacíficas". Además, los revisionistas falsearon el carácter del Estado, y plantearon el "Estado de todo el pueblo" para negar la dictadura del proletariado y negar el carácter de clase de los Partidos Comunistas y plantearon el "partido de todo el pueblo".

El PCCH elaboró el documento de la "Proposición para la línea general del Movimiento Comunista Internacional", también llamado documento de los 25 puntos el 14 de julio de 1963 para dar orientación al Movimiento Comunista Internacional.

Los camaradas chinos durante la polémica consideraron que no era necesaria la conformación de una nueva Internacional, ya que no estaba definida su base ideológica y política. Sin embargo, el PCCH y el Presidente Mao lucharon por mantener y ampliar la unidad de los marxistas-leninistas, apoyaron los movimientos de liberación nacional y dirigieron la lucha contra el revisionismo contemporáneo.

El Movimiento Comunista Internacional actualmente esta compuesto por varias tendencias y cada una de ellas esta pugnando por la reconstitución de la Internacional Comunista como la organización mundial de los partidos comunistas que agrupe y oriente en función de las nuevas tareas del proletariado a nivel mundial. Esas tendencias están representadas por Partidos comunistas y obreros que se definen de diferente manera en relación a la guía ideológica unos como marxistas-leninistas otros como marxistas-leninistas pensamiento Mao Tsetung y otros como marxistas-leninistas-maoístas, creando la necesidad de debatir sobre la guía ideológica y el programa para el Movimiento Comunista Internacional.

En las luchas por reagrupar a los maoístas a nivel mundial el PCR, EU y el PCR de Chile propusieron el documento "Principios Fundamentales para la Línea General del MCI" que sirvió de base para trabajar por salir de la crisis y crear condiciones para su unidad. Así en otoño de 1980 se realizó la Conferencia Internacional de Partidos y organizaciones marxistas-leninistas quienes suscribieron el "Comunicado de Otoño", en el que llamarón a los comunistas a unirse en torno al marxismo-leninismo pensamiento Mao Tsetung. En marzo de 1984, se llevó a cabo la II Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones marxistas-leninistas, en donde se acordó la formación del Movimiento Revolucionario Internacionalista (MRI), y en donde los participantes aprobaron su Declaración en la que se llamó a los comunistas a unirse en torno al marxismo-leninismo pensamiento Mao Tsetung.

En 1993 el Movimiento Revolucionario Internacionalista -MRI- realizó una reunión ampliada donde definió como guía ideológica el marxismo-leninismo-maoísmo, este fue un avance sustancial desde el punto de vista de la línea en relación a los planteamientos de la Declaración de 1984. A partir de esas definiciones y de las tareas trazadas el MRI ha venido dando luchas de líneas alrededor de la lucha de líneas en el PCP y la necesidad de conformar la Internacional Comunista.

El Movimiento Revolucionario Internacionalista -MRI- ha vinculado de diferente manera a los marxistas-leninistas-maoístas, pero su desarrollo se ha visto impedido por el manejo inadecuado de las diferencias en el seno del movimiento y por fuera de él, manifestando una errónea concepción de lucha de líneas. Producto de esto existen actualmente partidos y organizaciones marxistas-leninistas-maoístas que están por fuera del MRI, como es nuestro caso, por haber tomado posición en defensa de la línea propuesta por el Presidente Gonzalo para el Partido Comunista del Perú y la revolución peruana.

El Movimiento Comunista Internacional exige un documento programático que lo coloque a tono con las nuevas condiciones del mundo y la revolución proletaria mundial.

El nuevo revisionismo. El revisionismo contemporáneo surgió en el seno del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS) cuando se encontraba construyendo el socialismo. La lucha de líneas desde antes de la muerte de Stalin fue muy fuerte entre los marxista-leninistas y los revisionistas seguidores del camino capitalista, que a la postre triunfaron en 1957 al restaurar el capitalismo en la URSS, para posteriormente transformarse en el socialimperialismo soviético.

En el XIX Congreso del PCUS en 1952 se llegó al acuerdo de orientar la línea, el programa del PCUS y la política interior y exterior con base al libro de Stalin "Problemas económicos del socialismo en la URSS" acuerdos que fueron violados una vez murió Stalin (1953) y reemplazados por un programa revisionista propuesto por Jruschov en el XX Congreso del PCUS (1956).

"El revisionismo contemporáneo, el revisionismo de Jruschov, en realidad usurpó completamente el alma revolucionaria del leninismo" (Mao Tsetung, 1957). El revisionismo contemporáneo cubrió el periodo de 1956 hasta 1990

Cuando se destruyó el bloque comandado por la URSS en los países de Europa oriental se acabaron algunos partidos comunistas o se dividieron, incluyendo el de la URSS. Algunos de ellos se convirtieron en partidos democráticos, partidos cristianos y algunas facciones se han venido reagrupando en organizaciones y partidos comunistas.

El actual revisionismo surgido después del derrumbe de la URSS corresponde al periodo de la recuperación transitoria del imperialismo, el repliegue estratégico de la revolución mundial, la finalización de la primera Gran Ola de la Revolución Mundial, la no existencia de países socialistas y a la disminución de Partidos Comunistas y guerras revolucionarias.

Unidad Latinoamericana y los pueblos del mundo.

Como internacionalistas definimos que la revolución colombiana hace parte y sirve a la revolución proletaria mundial, apoyamos las luchas revolucionarias y progresistas de todos los pueblos del mundo, los países requieren la independencia, las naciones la emancipación y los pueblos la revolución. Es necesario luchar por la unidad latinoamericana contra el imperialismo, principalmente, el norteamericano, pues hemos sufrido la opresión política, la explotación económica y el saqueo de nuestros recursos naturales durante más de 500 años de manera brutal y prepotente por los imperios coloniales y los países imperialistas, hoy compartimos el sojuzgamiento del enemigo principal de los pueblos del mundo, el imperialismo norteamericano. En este sentido consideramos que es válido el planteamiento de Simón Bolívar respecto a que la unidad latinoamericana ayuda a mantener la independencia y la soberanía conquistadas en cada país.

La Situación Mundial

Mao Tsetung en 1974 afirmó "A mi juicio los Estados Unidos y la Unión Soviética constituyen el primer mundo, fuerzas intermedias como el Japón, Europa y Canadá integran el segundo mundo y nosotros formamos parte del tercero. El tercer mundo comprende una gran población. Toda Asia, excepto el Japón, pertenece al tercer mundo; Africa entera pertenece también a éste, e igualmente América Latina." Partiendo de este enfoque materialista histórico para el análisis de la situación internacional, planteamos las siguientes características de la situación mundial:

 

 

 

VOLVER A LA PAGINA DE INICIO

Escribanos: pcc-m@iespana.es