Make your own free website on Tripod.com

LINEA DE MASAS

Marx, Engels, Lenin, Stalin y Mao enseñaron la importancia de la rebelión de las masas. La historia de Colombia nos muestra como las masas han estado sujetas a toda forma de explotación económica, opresión política y dominio ideológico, como siempre se han rebelado, clamando porque se les conduzca, organice y arme. Pero para que logren su liberación definitiva le corresponde al proletariado y su Partido Comunista, dirigirlas a la conquista del poder, por medio de la violencia revolucionaria, la guerra popular.

La línea de masas es la forma como el Partido organiza a las masas y las conduce a la toma del poder, tiene dos aspectos: principios y tácticas (formas de lucha, formas de organización, principios tácticos, líneas específicas y políticas concretas).

Principios de la Línea de Masas

  1. Todo comunista debe adherirse al principio de que "las masas hacen la historia" para poder derrotar el individualismo. En la guerra, ellas son la fuente inagotable de la Guerra Popular. El pueblo y sólo el pueblo es la fuerza motriz que hace la historia.
  2. Todo comunista debe adherirse al principio "La Rebelión se Justifica, contra todo lo reaccionario". Las masas siempre se han rebelado y clamado para que se les conduzca, organice y arme en función del poder. Las "masas siempre quieren la revolución" por que siempre han estado sujetas a toda forma de explotación económica, opresión política y dominio ideológico.
  3. En el mundo existen dos poderes, el poder organizado de los imperialistas y las clases dominantes y el poder de las masas desorganizadas. La tarea de todo comunista es organizar el poder desorganizado de las masas para derrotar el opresor y construir una nueva sociedad.
  4. La suprema reivindicación de las masas es la lucha por el poder, pero esta debe ligarse con las luchas reivindicativas específicas de las masas en condiciones concretas. Antes del estallido de una guerra, todas las formas de lucha y organización deben servir para prepararla y una vez iniciada la guerra deben servir para desarrollarla, así la lucha por el poder y la lucha reivindicativa son las dos caras de una misma moneda.
  5. Las masas se organizan gradualmente y de manera voluntaria.
  6. El principio de dirección de las masas a las masas. "Esto significa recoger las ideas dispersas y no sistemáticas de las masas y sintetizarlas, transformarlas, mediante el estudio, en ideas sintetizadas y sistematizadas para luego llevarlas a las masas, difundirlas y explicarlas, de modo que las masas las hagan suyas, perseveren en ellas y las traduzcan en acción, y comprobar en la acción de las masas la justeza de esas ideas. Luego, hay que volver a recoger y sintetizar las ideas de las masas y llevarlas a las masas para que perseveren en ellas, y así indefinidamente, de modo que las ideas se tornan cada vez más justas, más vivas y más ricas de contenido".
  7. Las masas están integradas, en general, por tres categorías de personas: las avanzadas, las intermedias y las relativamente atrasadas. Por eso, los dirigentes deben saber unir en torno suyo al pequeño número de elementos avanzados y, apoyándose en ellos, elevar la conciencia política de los elementos intermedios y ganarse a los atrasados.
  8. La investigación sobre la situación viva de las diversas clases sociales es el único medio para conocer una situación y determinar las orientaciones a seguir. Para la investigación social se utiliza el punto de vista fundamental del marxismo: el método del análisis de clases.
  9. Apoyar las demandas de las masas en tiempo y lugar determinados. Debemos organizar a las masas por clases y sectores de clase, planteando sus demandas específicas y educándolas en la lucha contra todo revisionismo y posiciones erróneas.

Línea para la Construcción de las Organizaciones de Masas

Líneas específicas generales

La línea táctica de construcción de OM es la aplicación de la política de frente del PCC-M hacia las demás clases revolucionarias por medio de las unidades de acción y alianzas, por eso su desarrollo hace parte de la construcción de los tres instrumentos. Las OM deben aportar a la construcción del ejército y a los órganos de poder tanto en la ciudad como en el campo

El carácter de las organizaciones de masas. Las organizaciones de masas pueden ser abiertas, semiabiertas o clandestinas, según las condiciones concretas por las cuales pase en el terreno táctico. Ese carácter tiene que ver con la manera como el régimen político y sus fuerzas armadas, policiales y seguridad del Estado enfrenten, persigan o criminalicen a las organización de masas.

Las organizaciones de masas. El Partido Comunista de Colombia Maoísta debe rodearse de una base de masas relativa, en especial de masas básicas de obreros, campesinos y semiproletarios, esa base de masas puede ser desorganizada y organizada.

El Partido definió para este periodo la construcción de organizaciones de masas en: obreros y trabajadores, campesinado, semiproletarios (barriales), intelectuales, estudiantes universitarios, estudiantes de secundaria y cultural. Además de penetrar otras organizaciones de masas existentes o impulsar unidades de acción para ganar posiciones y dirección en ellas. El Partido debe orientar, organizar y preparar a sus militantes para construir las organizaciones de masas.

La clandestinización de las organizaciones de masas. La clandestinización debe hacerse de acuerdo a la condición de los diferentes frentes de masas, la política contrasubversiva del Estado y el régimen, y al grado de desarrollo de estas políticas en las diferentes zonas del país. Sin embargo, debe ser de estricto cumplimiento el funcionamiento clandestino de la estructura dirigente de las organizaciones de masas y el acatamiento de normas conspirativas. Los niveles de base de las organizaciones de masas deben funcionar de manera semiabierta, excepto los niveles que se designen para el trabajo legal o abierto.

Se debe trabajar por ganar otros organizaciones de masas o penetrarlas para permitir la clandestinización y expandir la política. Dado que las OM se oponen a las políticas del régimen y están coordinadas con la guerra revolucionaria, la propaganda es ilegal y según su grado la distribución puede ser abierta o clandestina y su radio de acción puede ser amplio o restringido. El militante que trabaja en la OM debe tener en cuenta un minuto legal para poder realizar el trabajo dentro de los diferentes frentes y organizaciones de masas.

Las tareas militares de las organizaciones de masas. Desde el punto de vista táctico y estratégico se deben preparar para que ejerzan la violencia revolucionaria, a través de las unidades armadas y se incorporen en la guerra revolucionaria. Es necesario que las organizaciones de masas por nosotros generadas y las que hemos influenciado manejen una preparación militar de acuerdo a sus condiciones.

El Papel del Partido en las Organizaciones de Masas.

Las organizaciones de masas generadas por nosotros o las existentes son los puntos de apoyo entre el Partido y las masas, a través de los cuales el Partido transmite su política y organiza la relación entre lo secreto y lo abierto. Para dirigir a las masas se requiere que ellas estén organizadas y luchen por sus demandas, orientadas en función de las tareas estratégicas y tácticas del Partido.

El Partido orienta y educa en lo ideológico, político y militar a las masas a través de los militantes dentro de las estructuras abiertas y clandestinas de las organizaciones de masas. Los militantes en las OM, independientemente de su responsabilidad abierta o clandestina no deben evidenciar o manifestar su militancia partidaria. Siempre se debe tener claro que lo secreto dirige a lo abierto. El Partido no se debe disolver en las organizaciones de masas ni suplantarlas.

Construcción de las organizaciones de masas para el periodo actual

La construcción de las organizaciones de masas -OM- como las de obreros y trabajadores, estudiantes de universidades e intelectuales son de carácter nacional. Las organizaciones de los campesinos, estudiantes de secundaria y masas barriales son de carácter territorial.

Las organizaciones de masas principales son las que se construyen con masas básicas: campesinas, obreros y trabajadores y barriales. La construcción y el desarrollo de las OM principales requieren de las organizaciones entre estudiantes de secundaria y universitarios, trabajo magisterial y trabajo cultural.

Los métodos y pasos para su construcción de las organizaciones de masas deben tener en cuenta: penetrar, echar raíces y hacer brotar ramas y los cuatros pasos, según la experiencia Vietnamita: escoger y preparar el militante, crear el minuto legal, ganarse la confianza y el cariño de las masas y ubicar las raíces madres, machos y podridas.

En la construcción de las organizaciones de masas estas deben de dotarse de principios, orientaciones, pliegos y demandas y una estructura que le corresponda. Es necesario desarrollar líneas específicas y políticas concretas para cada OM, es decir, desarrollar el aspecto táctico en cada frente de masas. Todas las OM deben concentrarse en las tareas políticas y generar acciones cada vez más contundentes sobre la base de un plan único, aplicable a la condición concreta de cada región y supeditar las tareas y el plan de construcción de las OM a el plan nacional del Partido.

En las organizaciones de masas se debe tener en cuenta las cualidades y habilidades propias de cada uno de los activistas para que desarrollen su iniciativa y potencialidad como organizadores, agitadores, propagandistas y encargados de tareas militares.

Es fundamental que se diferencie la estructura del Partido de la estructura de las OM. La dirección del Partido se da a través de militantes que están dentro de la OM y de la educación ideológica y política de los activistas.

Líneas específicas por clase y sectores sociales

Las líneas especificas trazadas por el Partido orientan las políticas para las diferentes clases o sectores de sociales en los cuales se construirá una o varias organizaciones de masas según el desarrollo del trabajo partidario, la guerra civil revolucionaria y el movimiento antiimperialista y democrático.

Proletariado. Compuesto por el proletariado urbano y rural. Clase dirigente de la revolución. Su objetivo político principal y decisivo es la conquista del poder por medio de la guerra popular para emanciparse, emancipar a las demás clases y desaparecer finalmente como clase. Tiene reivindicaciones específicas, como luchar por salarios, jornada laboral y condiciones de trabajo, desarrollando huelgas, paros, marchas y agitación, con diversos grados de trabajo militar. Se debe tener en cuenta que es necesario preparar huelgas generales como parte componente de la insurrección en el proceso de la guerra popular.

La clase obrera y los trabajadores se organizan en sindicatos y utilizan la huelga para su lucha económica. A su vez estas formas de lucha y organización deben ser escuelas de comunismo que ayuden a la clase a asumir su papel en la revolución. Es necesario agrupar a los sindicatos influidos por el Partido y otras fuerzas democráticas y progresistas para desarrollar la corriente clasista. El proletariado y los trabajadores deben participar en la forma superior de lucha: la lucha armada.

Campesinado. Los asalariados agrícolas y los campesinos pobres son la fuerza principal de la revolución, en alianza con los campesinos medios. Sus demandas principales son: "Tierra para quien la trabaja" y libertad política, otras demandas son: asistencia técnica, créditos, sustitución de cultivos, precios de sustentación, mercados, salud, educación, contra la criminalización en los campos y contra el hambre. Las formas de organización son el ejercito, las asociaciones campesinas, cooperativas y sindicatos agrícolas y sus formas de lucha básicas son la armada, marchas, paros y bloqueos.

Mujeres. Las mujeres deben dar luchas políticas y económicas reivindicativas específicas en la educación, el trabajo y en la defensa de una vida digna para los hijos del pueblo. Reivindicaciones que deben estar orientadas a liberarlas de las ataduras ideológicas, políticas, jurídicas y familiares que le impiden participar activamente en la lucha de clases e incorporarse a las filas del Partido, del Ejercito Guerrillero Rojo y las organizaciones de masas según su sector social. Estas luchas hacen parte de la emancipación de la mujer.

Intelectuales. Los intelectuales del pueblo están conformados por artistas, profesionales de las diversas ramas de las ciencias, profesores de primaria, secundaria y universitarios que luchan por una cultura nacional, científica y al servicio del pueblo. Deben desenmascarar a las clases dominantes y los regímenes de turno ante las masas de obreros, trabajadores y campesinos sobre los oscuros propósitos del Estado, la eliminación de los derechos del pueblo como la salud, educación, trabajo, vivienda.

Es necesario que los intelectuales creen centros de estudios y trabajo para aportar a la construcción de la nueva cultura, además deben constituir organizaciones de masas o trabajar en las organizaciones y sindicatos existentes según el gremio al que pertenezcan para dar sus luchas especificas, difundir ampliamente la política del Partido, el papel de los intelectuales en la revolución y participar activamente en la lucha de clases e incorporarse a las filas del Partido y del Ejercito Guerrillero Rojo

Todo el trabajo de producción teórica, la organización de los intelectuales y la movilización deben enfocarse a la incorporación de estos a la revolución y a la guerra revolucionaria. La lucha de ideas (propaganda y agitación) a través de foros, seminarios y revistas y las diferentes formas de movilización como marchas, bloqueos y paros son las formas de lucha de los intelectuales.

Jóvenes. Los jóvenes del pueblo están conformados por los estudiantes de secundaria, tecnólogos y universitarios, obreros, semiproletarios y campesinos que deben luchar por el acceso a la educación popular, a la educación pública, por el derecho al trabajo, a la salud, a la recreación, al deporte, por una cultura nacional, científica y al servicio del pueblo, por el derecho a construir un mejor futuro y no ser criminalizado. Los jóvenes organizados como estudiantes de secundaria y universitarios, se constituyen en semillero de militancia para el Partido, fuente de combatientes del Ejercito Guerrillero Rojo y detonantes de la lucha revolucionaria.

Las masas pobres de las ciudades. Las amplias masas barriales conformadas por obreros, trabajadores, semiproletarios y pequeña burguesía inferior deben luchar contra el hambre, el alto costo de la vida, contra la miseria, por una vida digna para el pueblo, contra la criminalización de la protesta. Se debe buscar organizar a todos aquellos que por la dispersión de su trabajo productivo no son susceptibles a ser organizados en otro frente de masas, las mujeres de los barrios populares son la base del trabajo barrial, junto con los desempleados y los desplazados. Los paros, bloqueos e insurrecciones parciales son las formas de lucha de las masas barriales.

Políticas concretas y pliego de reivindicaciones

Las políticas concretas para cada periodo son trazadas por el Partido y hacen parte de la táctica, se derivan del comportamiento del Partido con las diferentes clases sociales y hacen parte del programa concreto para la Revolución de Nueva Democracia. Los pliegos de reivindicaciones se diseñan de acuerdo a las circunstancias concretas de lucha de cada organización de masas.

 

VOLVER A LA PAGINA DE INICIO

Escribanos: pcc-m@iespana.es