Make your own free website on Tripod.com

¡Proletarios de todos los países, uníos!

¡Rechazar las Políticas Anti-populares y Guerreristas del Gobierno Pro-Imperialista y Fascista!

¡Impulsar la Guerra Revolucionaria y la Lucha Política por la Defensa de Derechos y Conquistas del pueblo!

Este 16 de septiembre, las organizaciones populares de obreros, trabajadores, campesinos y estudiantes han preparado una jornada de protesta para rechazar las políticas que el actual gobierno ha lanzado contra el pueblo, y que apuntan a recortar derechos y libertades, suprimir conquistas ganadas en dura lucha y criminalizar a los dirigentes populares. Recientemente, la Ministra de Defensa planteó que la jornada de protesta del 16 de septiembre, carece de legitimidad pues "es impulsada por las organizaciones ilegales, y de ser necesario las fuerzas represivas deben impedir las movilizaciones populares". Ante semejante declaración las organizaciones populares deben estar alertas a los intentos de criminalización de la jornada.

El pueblo colombiano tiene muy justas razones para protestar ya que vive momentos dramáticos, las clases dominantes, impulsadas y respaldadas por los imperialistas yanquis, están aplicando un modelo político autoritario y antidemocrático de corte fascista y corporativo y profundizan una estrategia de guerra contrainsurgente contra el pueblo que hace oposición política y armada.

A diario vemos hechos que dejan al descubierto el carácter del régimen: miles de soplones encapuchados recibiendo fajos de dinero por las delaciones, asesinatos, atentados y amenazas contra dirigentes sindicales y populares, incorporación de siniestros personajes a los más altos niveles de gobierno y fortalecimiento del poder ejecutivo en manos del presidente de la república, de manera temporal, a través de las facultades extraordinarias que le da el Estado de Conmoción Interior y que espera volverlas permanentes por medio de la Reforma Política y el referendo presentado al Congreso.

A la par que el régimen coarta las pocas libertades políticas que subsisten, se agrava la crisis económica y social del pueblo y se proponen reformas que van a producir más desempleo, más impuestos, más años para obtener una pensión, disminución del salario real, más horas de trabajo, mayor represión laboral, mayor privatización de la salud y la educación y menos inversión social para el campo.

Toda esta crisis está siendo orquestada desde las oficinas de la Casa Blanca y el Pentágono en Washington, su intromisión es inaceptable e insoportable para el pueblo. Colombia es el segundo país en recibir ayuda militar después de Israel y es candidato a ser intervenido militarmente con el objetivo de despejarle el camino hacia el leonino tratado del ALCA, socavando aún más la soberanía económica y política.

La Jornada Nacional de Protesta, la Movilización Social del Suroccidente colombiano y la marcha de los estudiantes de Universidades Públicas programadas en septiembre, son la respuesta a las políticas del régimen al intervencionismo de los imperialistas yanquis, al Plan Colombia y el ALCA.

El Partido Comunista de Colombia-Maoísta, PCC-M, apoya e impulsa estas justas luchas del pueblo, pues la resistencia política y militar de las masas es la única fuerza capaz de poner freno a los criminales sueños del imperialismo y del régimen de Uribe Vélez.

Insistimos en combinar todas las formas de lucha y en buscar caminos para la unidad de las fuerzas revolucionarias armadas y no armadas, como elementos fundamentales para potenciar la resistencia popular.

Septiembre de 2002

Partido Comunista de Colombia - Maoísta PCC-M

 

VOLVER A LA PAGINA DE INICIO

Escribanos: pcc-m@iespana.es